Muestra de fotografía

HAMADI ANANOU

COLORES DE MARRUECOS

 

El jueves 15 de marzo, a las 12 horas, será inaugurada la exposición de fotografía “Hamadi Ananou, colores de Marruecos” en el Centro Cultural Inca Garcilaso del Ministerio de Relaciones Exteriores (Jr. Ucayali 391, Lima). La muestra es organizada con la Embajada del Reino de Marruecos en el Perú, en el marco de la 23 Quincena de la Francofonía 2018.

Mitad reportero, mitad artista, como a él le gusta definirse, Ananou nació en la zona fronteriza de Melilla, descendiente de moriscos, los El Funti, llegados a ese enclave a principios del siglo XVII. Su vocación lo ha llevado a viajar por medio mundo. A principios de los ochenta, como free-lance, cubriendo el conflicto libanés y la guerra Irán-Irak; más tarde, al amparo de prestigiosas agencias como Gamma, Magnum, Cover o Quasar, de la cual fue cofundador, o de revistas especializadas como Panorama y otras del “grupo Z”, ilustrando reportajes y crónicas diversas. Desde África a las Filipinas, de China al continente americano. Sin olvidar su etapa como director de la edición gráfica de Handicap-Zero. 

La magia de la exploración sensorial a través de la fotografía tiene que ver con la identificación subjetiva del instante, pero también con el placer de captar cuanto nos rodea para mostrar las imágenes atesoradas a todo aquél que desee acompañar al fotógrafo en su travesía especulativa a través de la cámara. Para la crítica Clara Millet, Hamadi Ananou nos ofrece, con generosidad, justamente esta magia de lo efímero, la emoción de la mirada, la poética del encuentro o el magnetismo de la luz y el vibrante movimiento del color. En sus imágenes el encuadre, color o reflejos superpuestos, nos remiten a la estética Pop. En esta muestra se refleja su vinculación casi mística con la cámara, como ojo bíblico que le permite ver más allá de su propia mirada.  

  
 278 marruecos

VÉRTIGO

Fotografías de Gihan Tubbeh

Inauguración: Miércoles 15 de noviembre, a las 12 horas.

Ingreso libre.

El crítico de arte Jorge Villacorta Chávez nos dice sobre la muestra: “Vértigo, por intensidad de la contemplación y por deslumbramiento doloroso de la consciencia. Vértigo de luz y placer, por lo real desparramado ante la mirada. Mundo desplegado, desencuadrado, presto a ser recogido y condensado por el ojo que está detrás del lente. Color negado en cada imagen. Blanco y negro que concentra el estallido de lo real sobre una angustia nacida del encuentro físico con las cosas. Sobre el terreno poco acontece, solo de cuando en vez emerge un caballo, remonta vuelo un ave, revienta una ola, nace un rascacielo, se incendia un cielo, una casa se hace ruina. Una vida se derrumba, luego se eleva.

La situación está en la mirada y esta tiene nombre. Gihan Tubbeh. Tiene norte, un norte magnético. No telúrico. Atmosférico: una vivencia territorial modelada por la mente que experimenta el vértigo cuando queda expuesta a la belleza de lo que está a la intemperie peruana, a la furia urbana paulista. Ella va en pos de la certeza del vértigo de la vida que se expande como energía sin límite. Se yergue allí con la cámara en la mano y el cerebro fulminado por la luz ecuatorial, atravesado por ráfagas de pensamiento cortante y arrepentimientos. Acribillado y arrullado –también-, por la soledad.

Esta visualidad se declara sin nombre. Nadie es dueño de nada, dice. Las imágenes son de aquel corazón que despierta entre tinieblas y balbucea una palabra primera”.

Gihan Tubbeh (Lima, 1984) estudió la carrera de fotografía en el Centro de la Imagen, luego de cursar tres años de cine y audiovisuales en la Universidad de Lima. En 2009 fue seleccionada para participar en el Joop Swart Masterclass del World Press Photo. En 2010 gana el primer puesto en la categoría “Vida Cotidiana” en el World Press Photo competition. Ese mismo año es seleccionada por Reflexions Masterclass, dirigido por Giorgia Fiorio, para estudiar una maestría en fotografía y artes visuales, en varias ciudades de Europa, durante tres años. En 2011, es nombrada Fotógrafa del Año en el concurso Pictures of the Year International (POYI) Latinoamérica

Su trabajo ha sido expuesto en el Perú, Francia, España, China, Brasil, Alemania, Argentina, Italia, Holanda, Grecia, Irlanda, Estados Unidos, Guatemala, Malasia y Camboya.  Ha participado en varios festivales internacionales como DALI International Photography Festival, Les Recontres d’Arles, Noorderlicht Photofestival, Obscura Festival of Photography, Paraty em Foco, Dali International Photography Festival, Foro Latinoamericano de Fotografía de Sao Paulo y PhotoIreland. Su obra forma parte de las colecciones Jan Mulder (Perú), Johnny Roux (Panamá) y Edoardo Testori (Italia).

 
 278 gihan

HUACAS DE LAMBAYEQUE

Fotografías de Billy Hare

Inauguración: Jueves 7 de setiembre, 12 horas.

Jr. Ucayali 391, Lima

Ingreso libre

La muestra va hasta el 12 de noviembre, de martes a viernes de 10 am a 8 pm; y sábados, domingos y feriados de 10 am a 6 pm.

Sobre esta exposición, Leonidas Cevallos ha comentado: “Las fotografías que ahora vemos dan fe de ciertos monumentos y petroglifos en su circunstancia actual de ruinas; dan también pie a verlos, como quien vuelve las páginas de un libro, antes de que los bosques de algarrobo que los circundaban fueran talados y pirámides, terrazas y rampas perdieran sus colores primigenios. Eso, en conformidad con la tradición secular de la zona: como en un sueño. Estas imágenes revelan los cambios que han dejado en la forma de la tierra el correr de los siglos, los cataclismos y los hombres. Son imágenes del tiempo presente. Del nutrido número de placas el autor ha rescatado las que conforman esta original muestra en el Centro Cultural Inca Garcilaso. Billy Hare pone de manifiesto el sentido de simultaneidad con que abarca su quehacer. Y la clara intuición que lo ha guiado a través de sus mutaciones, donde han permanecido como constantes el lenguaje simbólico, el tacto artesano, y el aura de las grandes obras de arte que irradian todos sus trabajos”.

Billy Hare (Lima, 1946), ha sido discípulo de Minor White y Aaron Siskind. Entre 1977 y 1978 asistió al programa de Master del Rhode Island School of Design (RISD) en calidad de becario de la Comisión Fulbright. En 1992 fue distinguido con la John Simon Guggenheim Foundation Fellowship. Fue miembro fundador de la Asociación Secuencia (1976-1980), como de Secuencia Fotogalería. Asimismo, participó en la fundación del Departamento de Fotografía del Instituto Gaudi (1993), del Centro de la Fotografía (1999) y de la foto-galería El Ojo Ajeno (2000). Ha ejercido la docencia en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), la Universidad de Lima y la Universidad de Ciencias Aplicadas (UPC). Como actividad paralela a su trabajo creativo y de enseñanza, Hare ha colaborado en diversos proyectos editoriales en torno al paisaje y las culturas del Perú.

En 1997 la Fundación Telefónica del Perú organizó una retrospectiva de su obra, publicando el catálogo Billy Hare Fotografías. Su obra forma parte del Museo de Arte de Lima (MALI) y de colecciones públicas y privadas del Perú y el extranjero. En la última década, ha expuesto individual y colectivamente las series “Variables continuas” y “Nazca, la noche”.  Ha publicado Algo ahí, foto-libro editado por KWY en España. Ha participado en diversas ferias internacionales como The  Armory  Show en Nueva York (2012), así como recientemente en la sección Pioneros de Art Lima (2016) y ArteBA (2017).

 

   
 BILLY-278

Exposición de pintura

MANUEL ALZAMORA, ANTOLOGÍA

Del 10 de mayo al 27 de agosto

Jorge Bernuy, curador de la muestra, dice que para Manuel Alzamora “el arte nace de la tierra y de la gente, de la soledad y la violencia, del dolor y la desesperación”. Este artista –agrega - se caracteriza por una pintura estilísticamente unitaria y una pupila ricamente dotada para la captación cromática del paisaje andino con su aire transparente de esplendor solar. Este pintor no se dejó seducir  por las soluciones fáciles de una pintura costumbrista ni por el pintoresquismo sino que abordó el tema social de la explotación del campesino siempre demostrando un dominio del oficio caracterizado por juegos delicados de grises, azules y pardos, sí como luminosidades andinas que hacen de la pintura de Alzamora el exponente más logrado de la imagen social de los tipos y costumbres de la sierra.

Nacido en Sicuani, Cuzco, el 18 de diciembre de 1900, este pintor, cuando tenía 6 meses de edad, migró con su familia a Arequipa. Allí vivió la mayor parte de su infancia y madurez. Realizó estudios secundarios en el Colegio Mercedario compartiendo carpeta con el poeta Alberto Hidalgo. Posteriormente ingresa a la Universidad San Agustín donde cursa 2 años de Letras que luego abandona para dedicarse a su vocación artística. Viaja a Chile para dedicarse a la pintura aunque no se tienen datos sobre sus estudios en alguna academia o escuela de arte de ese país. Podría ser en consecuencia, un auténtico autodidacta.

En Arequipa, el pintor mide las verdes lejanías, el aire transparente y tiene la certeza de que bajo ese cielo azulino, entre esas tapias de sillar y árboles bordeando las acequias ha encontrado el lugar que buscaba. Toma el pincel y siente que en ese lienzo vacío va a entrar  esa tierra de verdes, violetas y dorados que se extiende ante sus ojos, donde la luz y el color se funden y van surgiendo linderos, paredes, senderos, árboles, un mundo idílico.

Manuel Alzamora murió en Arequipa, en su domicilio de la calle Mercaderes 328, el 23 de octubre de 1974. El pintor dejó una abundante y valiosa obra artística, ahora en manos de sus descendientes.

La muestra estará abierta hasta el 27de agosto, de martes a viernes, de 10 am a 8 pm; sábados, domingos y feriados, de 10 am a 6 pm. El ingreso es libre.

 

 278x175-alzamora

AQUILES RALLI

muestra antológica

La muestra comprende la exhibición de cerca de 50 obras del artista que pertenecen a distintas etapas de su vida. Ralli (Callao, 1925), de padre griego y madre peruana,  estudió en el taller que dirigía Sabogal, donde también recibió clases de Julia Codesido. Así, se compenetró con el movimiento indigenista y adoptó sus preceptos, aunque no tardaría en imprimirle a su trabajo un cariz más personal. Fue Sabogal quien lo animó a organizar su primera exposición. Sebastián Salazar Bondy, en el diario La Prensa donde ejercía la crítica de artes plásticasdestacó la frescura que transmitía su pintura.

Para el escritor Guillermo Niño de Guzmán "la sencillez de Ralli es aparente. Su obra revela a un pintor con un dominio muy sutil de su paleta, capaz de ejecutar trazos vigorosos y que recurre con destreza a la técnica del empaste para otorgarles más densidad a sus figuras. De amplio espectro, sabe cómo insuflarle dinamismo a una composición que exige movimiento, pero también consigue expresar quietud y sosiego cuando es necesario". ..."De ahí que la pintura de Aquiles Ralli resulte tan vital y plena, un abrazo luminoso dado con espontaneidad y hondura. Allí, en sus pinceladas frescas y vibrantes, se percibe el esplendor de lo auténtico".

La exposición va hasta el 5 de mayo, de martes a viernes, de 10 am a 8 pm, sábados, domingos y feriados, de 10 am a 6 pm. El ingreso es libre.

  
 278-175-aquiles-rali

Jr. Ucayali 391 - Lima 1. Teléfono (511) 204 2658