Exposición DE AGUA Y DE SILLAR

Exposiciones

Exposición DE AGUA Y DE SILLAR

Acuarelas de Ricardo Córdova

A través de Ricardo Córdova, el jueves 22 de octubre, el Centro Cultural Inca Garcilaso del Ministerio de Relaciones Exteriores (CIG) rinde homenaje a los artistas y artesanos que construyeron y reconstruyeron Arequipa a lo largo de casi medio milenio, utilizando sillar para los muros, ojo para la geometría y espíritu como amalgama. Hace veinte años, el 30 de noviembre del año 2000 el Comité del Patrimonio Mundial  inscribió el centro histórico de Arequipa en la Lista del Patrimonio Mundial.

En palabras de Carlos Herrera, director del CIG, “es inobjetable la importancia del sillar en la definición de la excepcionalidad de la arquitectura arequipeña, que a su vez es, dialécticamente, producto y causa de la identidad misma de la ciudad y de sus habitantes. Uno de los más ilustres hijos de Arequipa, José Luis Bustamante y Rivero, lo decía de más bella y precisa manera: ‘Pétrea ciudad adusta. Sólida trabazón de viviendas donde el sillar es símbolo de la psicología colectiva: roca y espuma; dureza y ductilidad. Amalgama de fuego, en que el aliento del volcán funde y anima las piedras y las almas’.

El sillar es, entonces, fuego congelado. Y, por uno de esos sortilegios que explican el equilibrio del universo, el elemento que mejor lo describe es el agua. De las acuarelas”.

Ricardo Córdova (Arequipa, 1961), desde que comenzara su precoz carrera artística con una exposición en el atrio de la iglesia de Yanahuara en 1973, ha ganado todo lo ganable en concursos, con una predilección por la acuarela. Su talento ciertamente no se ha limitado a expresarse en dicha técnica, y es muy probable que su producción en óleos y acrílicos sea más importante en cantidad y no menos valiosa en calidad. En esta exposición, la excelencia de su arte se despliega en la acuarela, esa disciplina de luz, vacíos e inmediatez.

¿Cuál es el factor que mejor define sus dotes como artista? Quizás el sentido de la composición; esa sabia manera de disponer volúmenes y perspectivas, aún de las materias más banales o básicas –un cobertizo de calaminas, una ruina, una extensa cantera- para crear la impresión de armonía que domina el horizonte y provoca la sensación de que cualquier otro elemento sobra en el cuadro. De ahí a la abstracción hay solo un paso, que disimuladamente franquea de vez en cuando perfilando sus sillares de lava y agua contra el cielo.

La exposición estará abierta al público hasta el 7 de febrero de 2021, en Jr. Ucayali 391, Lima, de martes a viernes, de 10:00 a 20:00 horas; sábado, domingo y feriados, de 10:00 a 18:00 horas. El Centro Cultural Inca Garcilaso cumple con todos los protocolos sanitarios para que el público recorra tranquilamente la muestra y ha dispuesto no realizar ceremonias de inauguración para evitar el contagio del COVID-19.

También te puede interesar

Todas las actividades >

Suscríbete y entérate de nuestras novedades

Al suscribirme, acepto la Política de Privacidad del Centro Cultural Inca Garcilaso.